PRESIDENT TRUMP

Por Mauricio Barraza

El mundo entero está conmocionado. América completa, desde Canadá hasta Argentina, está incrédula. Los negros, la comunidad LGBT, los latinos, las mujeres, que radican en Estados Unidos están de luto. Y es que un personaje racista, machista, xenófobo, ha sido electo el 45º presidente de los Estados Unidos. Algunas reflexiones al respecto:

No puedo justificar, defender y mucho menor apoyar a un personaje como Donald Trump. Sus escándalos son ya bien conocidos, así como sus posturas ideológicas con respecto a los migrantes y las mujeres, sobretodo. No me puede merecer respeto una persona como el presidente electo de Estados Unidos. Sin embargo considero necesario tener en cuenta algunas cuestiones por demás importantes y en el intento por explicarlas espero no confundirme con un espécimen seguidor de Donald.

Entrando en materia expreso lo siguiente:

1) LA VICTORIA DE DONALD TRUMP PUEDE SER UN CAPÍTULO FUNDAMENTAL PARA EL COMIENZO DEL DERRUMBE DEL SISTEMA NEOLIBERAL

Lo anterior quizá, de entrada, sea una excelente noticia. Claro que los costos no son para nada “baratos”, al contrario, lamento sinceramente los cuatro años del porvenir para los millones de estadounidenses y latinos que radican en aquella nación, incluyendo mis familiares y algunos amigos.

Intentaré explicar coherentemente este primer postulado. El sistema neoliberal se apoya fundamentalmente del soporte del status quo y las élites políticas, los cuales eran brillantemente representados por la candidata Hillary Clinton. El status quo veámoslo aquí como las relaciones económicas perpetuadas entre los productores (sean empresarios o políticos) con los consumidores y viceversa; y es que en un sistema capitalista la sociedad está basada en la economía, y en un sistema neoliberal la economía se vuelve global.

Basta ver los mercados globales vueltos locos por la llegada de Trump al poder, los expertos dicen que se pondrá peor. Y es que el neoliberalismo propone la apertura económica, mientras que Donald Trump propone “cerrar fronteras” y hacer que “América” vuelva a ser grande.

Mientras Clinton era la candidata del status quo, de los bancos, del imperialismo, del entrometimiento de los Estados Unidos en la política de casi cualquier país a nivel mundial; Trump se enfoca en un público local, nacionalista, en aquellos desfavorecidos por el sistema, en sus resentimientos, en su odio; y a la vez declara que dejará de entrometerse en la política de otros países. Trump se vuelve así un candidato populista de derecha, canalizando todos estos sinsabores de un enorme grupo marginado.

La llegada de este personaje al poder, es un signo más del agotamiento de un sistema neoliberal, cuya decadencia no está llegando de una revolución ni comunista, ni socialista; sino desde los demonios que ha engendrado en sí mismo. El ejemplo más claro de ello, además del que nos atañe ahora, es la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (BREXIT). Estas posturas de derecha, conservadoras y “retrógradas” están llevando a un colapso del sistema y con Donald Trump como presidente de la nación más poderosa del mundo, pero también la más capitalista y neoliberal, pone a temblar a las élites de este sistema, mismo que ha disparado a niveles estratosféricos la desigualdad social y la marginalidad, y que ha creado en sí mismo aspiraciones y deseos, y con ellos resentimientos, odio y frustración… y cuando pienso en resentimientos, odio y frustración a mi mente viene inmediatamente la imagen de Donald… lo supo hacer excelente.

Es curioso que Trump siendo un empresario acaudalado favorecido por la dinámica capitalista y la explotación de los “proletarios”, represente probablemente, como aquí lo sostengo, la señal más clara de la crisis del neoliberalismo; cuestión que dejo a mi propia reflexión y a la de los amables lectores.

2) LA ELECCIÓN DE DONALD TRUMP PUEDE REPRESENTAR, TAMBIÉN, EL DESPERTAR CIUDADANO DE LA SOCIEDAD ESTADOUNIDENSE

Días antes de la elección comentaba con mis allegados, con gran pesar, que quizá el que Trump ganará desembocaría en un despertar cívico de la población en Estados Unidos. Y es que en este país quizá muy pocas veces se ha sufrido con cuestiones políticas internas, quizá la quasi perfección (simulada) del sistema gringo ha hecho que no sea necesario tomar las calles multitudinariamente, salir a protestar, reivindicar derechos civiles, políticos, sociales. Quizá a pesar de alguna que otra cuestión, nuestros vecinos del norte siempre han estado demasiado bien. Quizá el status quo  los ha favorecido, por lo menos a la enorme clase media estadounidense, y a quienes no pues… ya han elegido a Trump.

Estos días inmediatos a la elección ha habido ya un gran número de protestas, sobre todo de estudiantes, en un gran número de estados en contra de la elección de Donald Trump. Han salido a las calles multitudinariamente, se ha vuelto a cuestionar el sistema electoral de los Estados Unidos. El status quo está deshaciéndose.

Un despertar social siempre conviene. Trump lo supo hacer excelente.

3) LA ELECCIÓN DE DONALD TRUMP PUEDE DESEMBOCAR EN UNA RENOVACIÓN IDEOLÓGICA DEL PARTIDO DEMÓCRATA

Y es que en esta elección en particular los dos candidatos eran absurdamente malos, una de centro-derecha, otro de derecha populista. Hillary fue tan mala que no fue capaz de superar a un payaso misógino, racista y xenófobo. Hillary representaba a la élite de la élite política de Estados Unidos, a los grandes bancos, a Wall Street, al sistema financiero causante de la crisis económica de 2008, a la guerra con Libia, al conflicto en Siria, al intervencionismo, al imperialismo,  en resumen, al status quo del neoliberalismo. Al parecer, al igual que en México, la gente está harta de los políticos de siempre.

A continuación la pregunta del millón: ¿Si Bernie Sanders hubiera sido el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, el resultado sería el mismo? Es imposible saberlo a ciencia cierta, sin embargo me atrevo a sospechar que por lo menos hubiera canalizado mejor las demandas de los menos favorecidos, aquellos que quizá votaron en masa por Trump. Y es que el hoy presidente electo supo leer las inquietudes de los ciudadanos estadounidenses, pero lo hizo desde la derecha populista, desde el odio, desde el racismo, desde la misoginia; sacó a flote los sentimientos más oscuros en el ser humano, los exaltó, los motivo; quizá Sanders hubiera podido encausar la desigualdad, la frustración, la esperanza en un cambio político, y estos sentimientos terribles no hubiesen florecido.

Por ello el partido demócrata debe replantearse su ideología, debe saber que estos tiempos no están para medias tintas. O se es o no se es, basta de simulaciones. Basta del imperialismo disfrazado de buenas intenciones.

*Estados Unidos tiene un enorme reto, y ese reto consiste en renovarse política y socialmente. Quizá la parte más importe radica en lo social y es que ha sólo dos días de haberse declarado ganador a Donald Trump, las expresiones de odio y supremacía blanca no se han hecho esperar. Las esvásticas, las burlas a los latinos, los insultos a los musulmanes, a los negros; han aparecido ya, legitimadas por el discurso del presidente electo. Vienen tiempos difíciles. Habrá que ser fuerte, resistir y revolucionar.

** LUIS VIDEGARAY NO ES NI FUE UN GENIO POLÍTICO. En dado caso podría ser un traidor, pero mejor dejémoslo como un mero suertudo y eso con reservas. El invitar a México a Donald Trump cuando aún era candidato fue un pésimo error. Se podría argumentar muy válidamente que Luis Videgaray ayudó a que Trump ganase la presidencia ya que por aquellas fechas en donde Trump estaba en picada, su popularidad resurgió con la invitación que le hizo en entonces Secretario de Hacienda (!!!!!) de venir a México y recibirlo como jefe de Estado en Los Pinos (!!!!!). Además recordemos que la invitación fue tanto para Trump como para Clinton, que Hillary no haya aceptado no depende ni de Videgaray ni de nuestro flamante presidente Peña Nieto ¿Si Hillary Clinton hubiera aceptado también se estaría diciendo que Videgaray fue un genio? Fue suerte Videgaray, fue suerte… ¿y quiénes necesitan de suerte?

*** ¿Qué hay de los senadores mexicanos que se sacaron una foto en pleno recinto del senado con playeras en apoyo a Hillary Clinton? No lo acepto, al contrario, lo repruebo; no quiero que ninguna nación extranjera se entrometa en las elecciones de mi país.

**** Los mexicanos nos quejamos, con justa razón, terriblemente de Donald Trump por sus comentarios machistas, xenófobos, racistas, por su equipo homofóbico; ¿y ya nos pusimos a pensar que su discurso encajaría perfectamente en nuestro contexto? ¿y ya nos pusimos a pensar en que la sociedad mexicana es un su mayoría machista, racista, xenófoba cuando se trata de migrantes negros o centroamericanos, y homofóbica ni se diga? ¿y ya nos pusimos a pensar que si hubiera un Donald Trump mexicano probablemente también ganaría la presidencia en México?

SAUDADE!

Por Mauricio Barraza

Tu mirada inocente y sincera

Tu sonrisa noble y traviesa

Tus gestos espontáneos y repentinos

Tus labios entregados e impacientes

Me muestran un amor inocente y sincero, noble y travieso, espontáneo y repentino, entregado e impaciente, inmenso e inigualable.

*

Tu abrazo cálido y entregado

Tu beso apasionado e incitante

Tu toque suave y erizante

Tus ojos profundos y radiantes

Me recuerdan que lejos de ti la soledad se vuelve agonizante y el deseo impaciente de volver a ti me invade como el amor que yo siento por ti.

*

Hoy te fuiste y volaste como un alma libre que eres

Hoy lloré y recordé la palabra saudade

Hoy soñé de nuevo con un mejor mañana, juntos

Hoy comenzamos de nuevo a soñar, juntos.

*

Vivir y soñar, esa es nuestra realidad

Pronto te volveré a ver, amor mío

Mientras tanto plasmaré aquí mi cariño

Mientras tanto cuidaré la memoria de los momentos vividos

Mientras tanto gritaré que ¡te extraño! como un loco enamorado perdido en una vida sin sentido esperando que no me haga daño.

*

Vivir y soñar, es así como llegaremos al final

Pronto te volveré a ver, amor mío

Besaré tus labios, tus ojos, tu frente

Tomaré tu mano, sentiré tu piel, abrazaré tu cuerpo

Mientras mantendré viva la ilusión eterna de un futuro sin apartamientos, esperándote a ti impaciente por tu ser.

*

Tus palabras, nuestros momentos

Nuestras noches, tus sonrisas

Tus caricias, nuestros días

Nuestra vida, nuestro amor

Me hacen aguantar esta terrible soledad y aspirar a continuar a pesar del tiempo y la distancia, ingratos que no nos podrán separar.

*

Tus promesas, nuestros sueños

Nuestra fe, tu fuerza

Tu noble sinceridad, nuestro bello despertar

Nuestros cuerpos apretados, nuestro serio desear

Me hacen escribir aquí y ahora para ti: Nos volveremos a tener para nunca más dejar de ser, juntos. Que saudade!