DEIXE EU BAGUNÇAR VOCÊ

Por Mauricio Barraza

¿Cómo describir a Liniker? Con esta pregunta rondando mi cabeza me dispongo a intentar describir una música que desde el primer momento que la escuché no ha podido salir de mi mente.

La armonía de cuatro voces en coro al inicio de una canción, seguida por un ritmo tranquilo y repetitivo, romántico y sexy a más no poder, combinada con un peculiar tono de voz como de quién canta con todo el corazón y disfruta cada nota, despertó mis sentidos y penetró en la profundidad de mi ser. Zero, así descubrí a Liniker.

Joven, negro, brasileño y una reina coronada con un turbante. Características todas de quién se atreve a descubrirse y así ser auténtico para después, crear, componer, cantar y transmitir. Y es que en estos tiempos no ser heteronormativo, ser negro y joven en Brasil, está difícil.

Con un gobierno golpista y conservador casi diariamente se pierde algún derecho ganado en Brasil. Con una sociedad machista –al igual que en México- es el país a nivel mundial con más homicidios de personas transexuales; entre 2008 y 2016  fueron asesinadas 845 personas transexuales (en el mismo periodo fueron asesinadas en México 247, por cierto, ocupamos el segundo lugar), lo que demuestra en cierto grado la intolerancia sexual y el conservadurismo que ha permeado en la sociedad brasileña.

En medio de lo anterior, se inscribe la personalidad y la música de Liniker. Comenzando a crear junto con su banda entre diciembre de 2014 y enero de 2015,   en julio de 2015 se termina de grabar “Cru” (crudo, en español) un single, con tres canciones producidas independientemente y grabadas en directo con su banda “os caramelows”. Con el lanzamiento de Zero, en YouTube en Octubre de 2015, Liniker e os caramelows consiguieron más de un millón de reproducciones en menos de una semana; y es que con su originalidad y sus cadenciosas melodías son capaces de atrapar a los amantes de la música.

Su reciente disco “Remonta”  incluye nuevas canciones y nuevas versiones de las grabaciones de “Cru”, un poco más sintetizadas pero sin perder su sonido melodioso, destacando los bajos, la cadencia y una trompeta característica de la música de Liniker.

Su soul nostálgico nos recuerda que la mejor música es la que nace del corazón, y también que la música independiente tiene mucho que dar, más aún cuando la música se ha convertido en un negocio totalmente comercial y en industria sumamente lucrativa en los tiempos del neoliberalismo (para acentuar más la pérdida de producciones sinceras y que surgen “del fondo”).

¿Cómo describir a Liniker? A través de su música. “Deixe eu bagunçar você”.

https://www.youtube.com/watch?v=M4s3yTJCcmI

http://brasil.elpais.com/brasil/2015/11/12/cultura/1447331706_038108.html